Cada quien su cultura

Cada quien su cultura

En la foto de esta vez, habemos personas con una cultura diferente por detrás, ya sea alemana, danesa, italiana o española. Lo que todos tenemos en común es que viviremos en la zona de Nueva York por un año y estaremos en primer contacto con la misma cultura: la estadounidense.

En el mes que llevo aquí me he dado cuenta que vengo de un gran país que puede llegar a ser subestimado, y de forma más específica: Guadalajara, de donde yo soy. También he notado cosas muy buenas de esta cultura y forma de vida que podrían aportar mejoras a otros lugares del mundo. He aquí una pequeña lista de lo que ha saltado a mis ojos tapatíos:

COMIDA Y HORARIOS
Tardé como tres semanas (y continúa) en acostumbrarme al hecho de que acá la comida fuerte es la cena. Por lo tanto el dicho de ‘desayuna como rey, come como príncipe y cena como mendigo’ es motivo de risa para los norteamericanos. Acá se desayuna a las 7.30am, que a esas horas mi estómago ni siquiera está despierto, se come a las 12pm algo muy ligero, y se cena a las 5.30pm ya sea pasta, carne o algo que un buen mexicano tendría como comida a las 2.30 de la tarde.
Como todos bien saben, la mayoría de la comida es congelada y por ejemplo, hasta los pepinos vienen empaquetados… nada de agarrarlos con todo y tierrita en el super.
El camión de Ciel gritando en la mañana para ver si quieres uno o dos garrafones? Para nada. Acá te compran lo que son las botellitas al por mayor (ahí te encargo el basural) y te manejan el agua de la llave que me da un poco de desconfianza. Yo por eso me atasco de Snapple (tipo Nestea) cuando puedo, estoy enamorada de esa marca.

VESTUARIO
Este es un punto muy curioso. Me he dado cuenta que muchas mujeres y hombres de Guadalajara, se visten con la influencia de USA, tomando marcas y estilos que se ven ya sea en Pinterest, revistas y bueno… ustedes entienden. Tenemos como resultado que casi todos se visten igual y tienen las mismas piezas de vestuario. Muchas nos queremos ver bien, pero que no se note que le pensaste mucho. Te quieres ver casual, fashion y que se vea que el vestirte bien es algo inhato en tí… siguiendo la percepción que tenemos de las personas famosas en las revistas.
Cuál es la gran diferencia? Que las y los norteamericanos ‘de verdad no se la piensan’. No digo que no les importe la moda, pero ellos de verdad agarran lo que se les ponga enfrente… y se ven bien! La cosa es que hay muy buena ropa y diseños por todos lados, por lo tanto, todo combina y aunque no, se ve perfectamente balanceado. Entonces, por eso la gran mayoría de estadounidenses dan la facha de que no se la piensan… porque así es! Un buen arsenal de ropa y combinable hace la diferencia. Es el feeling que hay detrás al momento de vestirnos el que es diferente. Espero haberme explicado.

ACOMODO URBANO
Extraño esos camellones con flores, arbolitos, uno que otro pobre perro atropellado (eso no lo extraño la verdad) y los ‘recientes’ anuncios de ‘Zona verde cuidada por Lonches Amparito’. Al menos en donde yo vivo, no existen estas cosas para dividir a los que vienen de los que van. Me ha costado trabajo porque los camellones te ayudan a saber dónde puedes dar vuelta y hacia dónde. Acá es a la brava; quieres irte a la derecha? Pon tu lucesita y a darle! Eso sí, un aplauso a la gente de estos rumbos porque para todito.com ponen sus direccionales, aunque estén solos en su coto y no haya ni un alma viendo. Todos lo hacen.
El deporte extremo de cruzar la calle cuando nadie viene y de repente quedarte parada entre los carriles esperando a poder pasar, se ha esfumado de mi vida. Mi mente me dice que corra, no viene nadie. Pero acá no aprecian ese deporte tan bonito, esa interacción única entre peatón-carro. Acá hasta te piden que le piques a un botoncito para que el semáforo sepa que gustas cruzar y te dé 20 segundos para hacerlo. En el inter, pues te pones a ver los miles de Mercedes Benz que recorren las calles junto con los muchos que otros Audis. Y Range Rovers. Ya me entendieron el punto, no?

Tienes ganas de ir al baño en plena calle? Pues te aguantas! Porque dentro de los miles de tipos de gasolineras, no hay baños, y mucho menos una tiendita donde puedas comprar el chicle del momento o una deliciosa Gloria. Una cosa muy curiosa es que acá todo está separado por zonas, como buen suburbio. Las oficinas acá, las casitas fresonas por allá y las escuelitas por acullá. Entonces digamos que no puedo caminar una cuadra para llegar con Don Mario o a la carnicería para comprar el antojito de la tarde. Unas galletitas, algún aperitivo? Camínele 15 minutos o agarre su carro hacia la calle principal para poder comprarlas. Nada de tener todo mezclado como en México donde bien puedes tener un hospital en la esquina, y enfrente una lonchería para ir con tus amigos a echarle un ojo a los doctores.
Jamás pensé que extrañaría el tener un Oxxo en cada esquina y que las referencias para llegar a la fiesta de tus amigos fueran los puestos y tiendas del rumbo. Le pido a la vida que no me vaya a perder el día que agarre el freeway, highway o cualquier way y se me vaya la salida correcta. Lo bueno es que acá el GPS es un ‘must’ y básicamente es un salvavidas. Tan acostumbrada que estaba yo a checar en Google Maps primero el cómo llegar, para en el camino reconocer todas las referencias.

He llegado a amar todavía más a mi país y entender que todas esas cosillas de las que de repente nos quejamos o ni nos damos cuenta, son las que le dan el saborcito a nuestro día a día mexicano. Estados Unidos tiene mucho que aportar, pienso yo que nuestro papel es no menospreciar lo que tenemos nosotros y tomarlo como un aprendizaje. Un final bastante cursi, lo sé, pero México se lo merece. Mi hogar, que tanto extraño, se lo merece 🙂

Anuncios

4 pensamientos en “Cada quien su cultura

  1. Marii me encanto lo que pusiste! Has de estar vuelta loca con tantas diferencias que eisten entre USA y Mexico verdad que empiezas a valorar muchisimo todo?
    Te quiero mucho amiga y gracias por compartir otro episodio de tu vida alla.
    Se perseverante nena

  2. Te entiendo TODO a la perfección, tonterías mexicanas que jamás se me hubiera ocurrido apreciar, las extraño y añoro más que nunca: los oxxos, la gente, el acento, los chiles, las palabras regionales, la familia, amigos…

  3. Hey!!!! nunca pensé en leer que extrañabas hasta los tacos…. buena señal! eso quiere decir que eres Mexicana hasta las cachas, me da mucho gusto que compares lo que estás viviendo con lo que has vivido por acá, y espero que nunca olvides tus orígenes, que son fenomenales, (bueno! eso es mi opinión) sigue disfrutando de tu aventura y sigue aprendiendo que así es como se forja una mujer hecha y derecha!.
    Te felicito por que escribes muy divertido y me encanta leerte.
    Luv Ya!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s